De Bucarest a Cleveland, de Brunete a León (La Nueva Crónica)

 ‘Amancio, vampiro de pueblo’ competirá en la próxima edición del Festival de Cine y Televisión ‘Reino de León’ al tiempo que sus responsables, entre ellos el cineasta leonés Alejo Ibáñez, trabajan para convertir al personaje del corto en el protagonista de una serie

Alejo Ibáñez se muestra muy satisfecho por cómo ha funcionado ‘Amancio, vampiro de pueblo’, el cortometraje que aborda en clave de comedia y denuncia social el tema del vampirismo y la despoblación del mundo rural, y que fue rodado gracias a una muy bien diseñada campaña de ‘crowdfunding’ a través de la plataforma Verkami en localizaciones leonesas de Santa Marina del Rey y Armellada. «La verdad es que estamos muy contentos de cómo ha funcionado desde que comenzara su distribución hace algo más de un año. Lo seleccionó el catálogo Quercus, que representa a los cortometrajes de la Comunidad de Castilla y León y con él hemos ido a la Seminci; en el Festival de Medina del Campo también estuvimos y ahí competíamos, aunque el premio se lo llevó una directora leonesa, y acabo de enterarme de que acabamos de obtener el premio a la mejor comedia de terror extranjera en un festival en Cleveland (Ohio, EEUU). Ya llevamos cuatro premios, uno de ellos el de mejor corto nacional en el Festival de Cine Fantástico y Terror de Madrid, el Nocturna, que dirige el hijo de Paul Naschy, y otro a la mejor comedia en el Visualia que tiene lugar en la localidad madrileña de Brunete. Al final es un poco polivalente, que es lo que pretendíamos, al valer tanto para festivales específicos del género como para otros», señala el director leonés, que adelanta que ‘Amancio, vampiro de pueblo’ ha sido seleccionado para participar en la próxima edición del Festival de Cine y Televisión ‘Reino de León’ que tendrá lugar del 3 al 18 de mayo en la capital leonesa. Cartel del cortometraje de Alejo Ibáñez.

Alejo Ibáñez comenta que el cortometraje fue seleccionado el pasado año para participar en un certamen en Bucarest, si bien en aquella ocasión no pudieron asistir personalmente a la presentación, por lo que este año tienen pensado alquilar un coche y hacer el recorrido del Drácula histórico por Transilvania. «En Bucarest no nos llevamos ningún premio, pero nos hizo especial ilusión dado que era el sitio idóneo para presentar este corto», asegura el cineasta de Santa Marina del Rey, cuyo próximo propósito es desarrollar el proyecto de ‘Amancio, vampiro de pueblo’ con el fin de convertirlo en una serie. «De momento se lo hemos pasado a unos productores ejecutivos de series de Internet a ver si podemos llegar a algún tipo de acuerdo, porque acceder a gigantes como Netflix y otros resulta bastante más complicado», reconoce Ibáñez, cuya idea es poder rodar al menos una segunda o tercera parte de una propuesta que trasciende el mito vampírico para reflejar un tema de permanente actualidad como es la despoblación del mundo rural al que se está viendo sometido un territorio como Castilla y León. «Queremos reflejar el tema de la despoblación del mundo rural pero también la soledad de las personas mayores que van quedando un poco aisladas de todos los centros de información y movimiento, y se acaban quedando descolgadas de la sociedad, como nuestro vampiro», apunta el cineasta leonés, que también mantiene contactos con la Cofradía del Entierro de Genarín pues el Amancio del corto mantiene algunos puntos de conexión con Genaro Blanco. «Me han dicho que sí, que lo quieren proyectar coincidiendo con la celebración del 90 aniversario del atropello mortal sufrido por este singular personaje, que se asemeja a Amancio por tratarse de un borrachín pendenciero pero entrañable a la vez y por ser un prototipo humano al que mi padre me hizo apreciar en los continuos viajes a los pueblos de la provincia visitando las tascas y los bares. Aunque yo no consumía alcohol, porque era un niño, veía a ese personaje al fondo de la barra. Siempre vi similitudes entre ambos. Como estamos desarrollando la serie y no sabemos aún hasta dónde puede llegar lo hemos planteado desde el momento en que termina el corto en adelante y también hacia atrás en el tiempo, buscando el origen de Amancio», sostiene Ibáñez.

La presentación de ‘Amancio, vampiro de pueblo’ en el marco del Festival de Cine y Televisión ‘Reino de León será el próximo 12 de mayo en el Centro Cultural de Santa Nonia, adelanta el director leonés, que no podrá asistir a la proyección por cuestiones de índole familiar, pues ese mismo día celebra su cumpleaños. 

Sin duda, otro de los artífices de ‘Amancio, vampiro de pueblo’ es Josu Ortiz, que asume labores de producción y se encarga de la fotografía. «Siempre hemos compartido el mismo gusto por el mundo del terror, de los vampiros, y hemos intentado ir por ese camino, aunque no seamos unos fanáticos del género. En la comedia hemos encontrado el terreno adecuado donde movernos», sostiene Ortiz, para quien el sentido del humor ha sido crucial a la hora de crear el personaje de Amancio, al que paulatinamente se le ha ido despojando de las referencias históricas que tenía en el primer borrador del guión. «Al principio se trataba de un vampiro que surge del entorno de la guerra civil, pero al final optamos por descontextualizarlo porque el tipo de narración que queríamos utilizar no permitía desarrollar muchas cosas, aunque Amancio Barrallo desapareció como ciudadano en la década de los sesenta, que es cuando empieza a producirse la despoblación de una forma masiva».

Puedes leer el artículo completo en La Nueva Crónica

Esta web usa cookies operativas propias que tienen una pura finalidad funcional y cookies de terceros (tipo analytics) que permiten conocer sus hábitos de navegación para darle mejores servicios de información. Si continúas navegando, aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración, desactivarlas u obtener más información.
Más información ACEPTAR RECHAZAR