Facebook Festival de Cine y TV Reino de León Instagram Festival de Cine y TV Reino de León Twitter Festival de Cine y TV Reino de León Vimeo Festival de Cine y TV Reino de León

Secretos de una familia republicana (Diario de León)

El Festival de Cine Reino de León estrena ek día 11 'Los Alucos', un documental basado en hechos reales. VERÓNICA VIÑAS

 

Hay historias que atrapan. A Ricardo Álvarez, hijo de un emigrante leonés, siempre le fascinó la historia de Los Alucos. Cuando su padre huyó de España en 1948 para esquivar la cárcel, se llevó consigo, entre otros recuerdos, el de los Alucos. Al final acabaría escribiendo un cuento sobre estos hermanos de Babia, que para unos serían héroes y para otros simples asesinos. Pero sus aventuras calaron tan profundamente en Ricardo Álvarez que decidió reconstruir la historia de boca de los propios supervivientes de la Guerra Civil.

Su padre, Guzmán Álvarez, desde la nostalgia de quien se ha visto forzado a abandonar su país, siempre defendió que los Alucos eran unos idealistas. «Mi padre siempre creyó que volvería y que se reinstauraría la República, por eso, al final, se amargó», cuenta Ricardo, quien el día 11, en el Festival de Cine Reino de León, estrena Los Alucos, un documental que ha tardado en concluir más de una década. Guzmán Álvarez reunió sus relatos en lo que él llamó Estampas de Babia y Nuevas Estampas.

Este holandés afincado ahora en el pueblo de sus antepasados —Cospedal— se dedicó a entrevistar, verano a verano, sin otros medios que una cámara y una furgoneta a los últimos testigos de la epopeya de Los Alucos.

Álvarez, que tiene su particular versión de los hechos, prefiere que sea el espectador quien juzgue y saque sus propias conclusiones. El filme es una metáfora del fracaso de la República. Una cinta de 78 minutos de duración que intenta encajar, a través del testimonio de los últimos testigos, la trágica peripecia de tres hermanos republicanos.

Los Alucos fueron ocultados por una familia de la localidad de Vivero, hasta que fueron delatados por un amigo. La familia sufrió las consecuencias y los Alucos fueron ejecutados.

Ricardo Álvarez, que ha trabajado para alguna televisión holandesa, aunque la mayor parte de sus reportajes han sido como freelance, en principio sólo pensó en profundizar en la historia de su padre. Pero, poco a poco, se dio cuenta de que «cada uno tenía su propia versión de los hechos. En el documental hay doce testimonios y todos diferentes», dice. De ellos, hoy sólo están vivos cuatro.

Curiosamente, dos hijas de uno de los Alucos se han opuesto siempre a hablar y nunca han querido que la historia saliera a la luz, según el director del documental.

Tras años de grabar entrevistas, Ricardo Álvarez se dio cuenta de que tenía en su poder un material excepcional. Muchas horas de confesiones. Un testimonio excepcional para rescatar uno de los episodios más oscuros, todavía hoy, de la historia reciente de este país. Confesiones de gran valor en un país que durante décadas prefirió silenciar y olvidar.

Eso fue lo que animó a Ricardo Álvarez a llevar adelante un documental que ha autofinanciado. La Guerra Civil, una página que España nunca ha sabido cerrar, es ahora patrimonio de la memoria sentimental de toda la izquierda planetaria.

Puedes leer el artículo completo en: Diario de León.

 

Festival de Cine y Televisión
Reino de León