Facebook Festival de Cine y TV Reino de León Instagram Festival de Cine y TV Reino de León Twitter Festival de Cine y TV Reino de León Vimeo Festival de Cine y TV Reino de León

Historias con Sentido (Diario de León)

Hay lugares donde lo importante es que la vida y sus cauces de dignidad cobren sentido. RAFAEL SARAVIA

Hay lugares donde lo importante es que la vida y sus cauces de dignidad cobren sentido. Por eso uno se alegra cuando ve que un festival de cine da hueco propio, con sección fija, a tantas y tantas historias fundamentales que nos pueden hacer cambiar. Este jueves comienza el Festival de Cine y Televisión Reino de León. Un prodigio organizativo en los tiempos que corren y, sin embargo, una noticia feliz y gratificante para la gestión del arte en nuestra provincia. Más de noventa proyecciones entre las secciones oficiales y las no oficiales que nos ofrecen una panorámica del último cine entre los días 4 y 12 de mayo.

El hombre pájaro es el galardón que se disputan las mejores obras en sus respectivas categorías, analogía del vuelo necesario para conmover al espectador a través de la imagen que cura, venga desde el drama, la comedia, la animación, el documental o el cortometraje. Porque mucho y bueno hay en cada uno de esos abismos para contar de manera contundente. Como por ejemplo la historia de Llueven vacas, con la que abre el festival, donde la condición simbólica de la mujer objeto en un matrimonio tipificado se lleva hasta el extremo imposible, y que gracias a un elenco de primera la irreverencia y la realidad se mezclan con desasosiego, risa castrada y vehemencia enfermiza.

Hay verdades colectivas y verdades íntimas y personales que se desarrollan en los films que se proyectan. Disfrutarán con unos y con otros y, con algunos, como Julie, encontrarán la búsqueda en algo mucho más íntimo. Sabiendo que al huir no dejamos más que lo ajeno atrás, porque nosotros seguiremos cargando con nuestro yo más inquebrantable por mucho que nos alejemos de cualquier lugar.

  La sección de documental  cobra un papel importante como transmisor de los valores y realidades que nuestra sociedad genera. Comprendiendo la luz de diversos países y verdades que en ellos se generan podemos ver lo atroz y lo esperanzador, lo atroz como lugar de no olvido, como el documental La noche del mundo, donde se habla de una de las fosas comunes más atroces de la dictadura argentina de los años 80 pero desde la realidad actual. O el titulado La primavera rosa en México, donde se habla del dolor que genera la persecución de la comunidad LGTB en ese país. Pero como decía también hay lugar para la esperanza, así lo visualiza el film Fabricantes de sueños, donde la realidad del sur de Italia cobra un interés popular y social alejado de las noticias de tráfico y conspiración para generar comunidad cultural e ilusión futura.

Esta columna se titula como una sección del festival que me ha enamorado, por eso cierro con la contundencia de sus títulos: Alalá y su regeneradora propuesta en las 3.000 viviendas de Sevilla, o el documental de Médicos sin Fronteras titulado No son un objetivo, sobre los bombardeos a hospitales en zonas de guerra. También Sisi ni Mashujaa en swahili «somos heroes» sobre el colectivo español de arte urbano Boa Mistura y su trabajo en Nairobi. Vayan a ver. Vayan a vivir el cine y su realidad.

Puedes leer el artículo completo en: Diario de León.

 

Festival de Cine y Televisión
Reino de León